fbpx
Complejo Hidroeléctrico Renace cimiento del desarrollo nacional

Complejo Hidroeléctrico Renace cimiento del desarrollo nacional

Octubre 22 2019

Ubicado en el municipio de San Pedro Carchá, Alta Verapaz, Renace es un importante proyecto para guatemala desde hace mas de 25 años que representa el 16% de la energía del país. Es la única empresa de la región con tres certificaciones internacionales que respaldan sus procesos amigables con el ambiente y su aporte a las familias de 29 comunidades maya q´eqchi´.

El proyecto Renace surge con la visión de convertirse en una organización de clase mundial, con los más altos estándares de la industria de generación eléctrica en sus operaciones, participando de manera significativa en el mercado centroamericano.

Renace obtuvo su autorización legal entre 1991 y 1994. Todas las centrales  se encuentran en cascada sobre 21 kilómetros del río, sumando 301 MW de energía pura, limpia y renovable.

Esto representa un aporte del 16 por ciento al Sistema Nacional de Electrificación, compuesto actualmente en un 60 por ciento por energía renovable y 40 por ciento de energía térmica. Los procesos adoptados van en compromiso con la conservación del ambiente, el desarrollo de las comunidades y la responsabilidad con los trabajadores, por lo que Renace está respaldada por tres certificaciones:

  • ISO 9001, 2015: Garantiza procesos estandarizados de calidad que aseguran el cumplimiento de las expectativas de los clientes.
  • ISO 14001, 2015: Vela por el cuidado y mejoramiento del medioambiente.
  • OHSAS 18000, 2007: Certifica el cumplimiento de la salud y seguridad ocupacional a través de programas para la protección y reducción de lesiones o daños a la salud de todos los colaboradores de la organización.

Respetuosos con el medioambiente

Renace cuenta con una estrategia piramidal diseñada para la protección, conservación y recuperación del medioambiente en Alta Verapaz, cumpliendo con requerimientos legales y la implementación de mejores prácticas.

Como parte de ello, los dictámenes finales de las auditorías realizadas por el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales han sido de cero hallazgos en cuanto a faltas, demostrando el éxito de la medición de indicadores ambientales y programas desarrollados por el personal.

Vale la pena destacar que para el funcionamiento de la hidroeléctrica es necesario retirar los desechos encontrados en los ríos, mismos que no pueden pasar por las turbinas en el proceso de generación de energía. De esta manera, Renace extrae anualmente unas 10 toneladas de residuos sólidos que terminarían en el lago de Izabal.

Además, en cumplimiento con lo establecido por la Ley General de Electricidad, Renace mantiene un caudal ecológico que se destina para su aprovechamiento en las comunidades y la conservación de la biodiversidad de la zona. Dicho caudal ecológico supera el requerimiento legal en un 260 por ciento.

Otro de los beneficios de la generación de energía respetuosa con el medioambiente por parte de esta hidroeléctrica es la reducción natural de 128,000 toneladas de dióxido de carbono.

Comprometidos con la gente

Las personas son la parte más importante para Renace, por eso fueron diseñados   siete programas de desarrollo social sostenible en los últimos siete años. Con ellos se ha logrado reducir 32 por ciento la desnutrición crónica en niños menores de cinco años en el área y 46 por ciento de embarazos en adolescentes. El incremento de la reinscripción escolar en educación Primaria y Secundaria se calcula en 15 por ciento.

Otras iniciativas, incluyen la construcción y mantenimiento de 93 kilómetros de caminos, favoreciendo emprendimientos locales, además de generar 15,000 empleos temporales y rotativos.

De esta manera, Renace ha beneficiado y mejorado la condición de vida de 21,000 personas en 29 comunidades maya q’eqchi’ que habitan en San Pedro Carchá.

Con información de Prensa Libre