La administradora de los edificios donde operamos, así como cualquier otro personal de apoyo o equipo de mantenimiento/limpieza, sean propios o terceros, deben recibir un adiestramiento o capacitación previa para llevar adelante los protocolos y medidas de contención del COVID-19.